top of page

PROPIEDADES DEL EXTRACTO DE OLIVO 

OLEA EUROPEA

Las propiedades intrínsecas y farmacológicas del árbol del olivo, ya sea en el aceite de oliva, derivado del fruto del árbol del olivo (aceituna), y en sus hojas y derivados, como lo es en el extracto, han sido reconocidas y cada vez más conocidas mundialmente como componentes importantes de la medicina alternativa y/o natural, así como para una dieta saludable debido a su riqueza y alto contenido fenólico.

 

Las hojas de olivo están compuestas principalmente de un polifenol llamado oleuropeína, así como de compuestos fenólicos (hidroxitirosol, ácido cafeico), ácidos orgánicos y otras sustancias vegetales como los flavonoides que ayudan a brindar bienestar al organismo.

La oleuropeína es un iridoide amargo que está formada por hidroxitirosol, glucosa y ácido elenóico, encontrándose todos esos beneficios principalmente en la hoja. Este ha demostrado tener una actividad antioxidante superior a la de otros antioxidantes conocidos como el té verde, así como los contenidos de la vitamina E y C. Entre sus propiedades más destacadas se conocen la capacidad antioxidante, cardioprotectora, hipocolesterolémica, antihipertensiva, antimicrobiana, antifúngico, anticancerígena, hipoglucemiante y antiinflamatoria.

PHOTO-2019-09-09-14-50-54_1.jpg

LOS EFECTOS DEL OLIVO EN EL ORGANISMO

PHOTO-2019-09-09-14-50-54.jpg

Efecto Antioxidante

 

Los antioxidantes son compuestos químicos capaces de retrasar la oxidación de diversas sustancias, principalmente de ácidos grasos insaturados. El balance entre radicales libres y antioxidantes determinará el grado de daño provocado en los tejidos (Urquiaga & Leighton, 2000).

 

Al haber un daño oxidativo a nivel celular habrá un aumento del riesgo de padecer alguna enfermedad crónica, este puede reducirse aumentando la ingesta de antioxidantes en la dieta ya que éstos facilitan el uso fisiológico del oxígeno por parte de las mitocondrias celulares, ayudando a reducir los efectos del estrés oxidativo inhibiendo o retrasando el daño celular.

 

El potencial antioxidante de la oleuropeína se relaciona principalmente con su capacidad para mejorar la estabilidad de los radicales mediante la formación de un enlace de hidrógeno intramolecular, entre el hidrógeno libre del grupo hidroxilo y sus radicales fenoxilo. La oleuropeína contrarresta el estrés oxidativo por medio del radical 2 difenil-1-picrilihidracilo (DPPH), el cual demuestra un potencial antioxidante similar al de la vitamina C y E. Visioli y cols. (2000) demostraron que la administración de oleuropeína en voluntarios sanos disminuye la eliminación en orina de 8-iso-PGF2α, un producto derivado de la oxidación lipídica.

Efecto cardioprotector / hipocolesterolémico

Las enfermedades cardiovasculares incluyen una serie de patologías del corazón o los vasos sanguíneos, y están íntimamente relacionadas con el estrés oxidativo. La oleuropeína aumenta la producción de oxido nítrico, manteniendo las arterias relajadas y reduciendo el colesterol LDL. 

 

El extracto de hoja de olivo tiene un efecto cardioprotector debido a su capacidad antioxidante, además la oleuropeína mejora la función cardíaca, reduce la extensión de la zona infartada y disminuye los niveles de marcadores séricos de lesión cardíaca como lactato deshidrogenasa o troponina I (Janahmadi y cols., 2015).

 

Diversos estudios científicos han demostrado una elevada acción antioxidante de la oleuropeína en las lipoproteínas de baja densidad evitando el desarrollo de la creación de placas dentro de las arterias cuya acumulación en el tiempo estrecha el flujo sanguíneo, llamado aterosclerosis.

 

En un estudio realizado por Poudyal, Campbell, & Brown (2010) en el cual se pretendía estudiar el potencial poder antioxidante y cardioprotector de la oleuropeína y el hidroxitirosol procedente del extracto de hoja de olivo, quedó demostrado que una dieta rica en grasa y suplementada con extracto de hoja de olivo mejoraba los signos de síndrome metabólico, incluyendo deposición de grasa abdominal y hepática elevada, deposición de colágeno en corazón e hígado, rigidez cardiaca y marcadores de estrés oxidativo, con reactividad disminuida del anillo aórtico, con respecto a una dieta no suplementada con extracto de hoja de olivo rica en hidroxitirosol y oleuropeína.

Efecto Antihipertensivo

 

Las placas que se forman en los vasos sanguíneos y arterias coronarias obstruyen y crean resistencia al flujo sanguíneo, como consecuencia las paredes de las arterias se vuelven rígidas y poco flexibles. Los polifenoles que se encuentran en el olivo favorecen la relajación de las arterias ayudando a reducir presión arterial. Estudios realizados anteriormente afirman que el extracto de la hoja de olivo inhibe la enzima convertidora de angiotensina, restaura la función endotelial por lo que se aumenta la producción de oxido nítrico y se presenta un efecto vasodilatador.

 

En un estudio realizado durante 8 semanas en personas que padecían hipertensión I se comparo el efecto del extracto de las hojas de olivo con el medicamento para la hipertensión captopril, se mostró una reducción en la presión arterial similar. Las personas que tomaron el extracto de hoja de olivo también experimentaron una reducción en los niveles de triglicéridos, colesterol total y colesterol LDL (Kate, J. 2018)

PHOTO-2019-09-09-14-50-52.jpg
PHOTO-2019-09-09-14-50-52_1.jpg

Efecto Antimicrobiano/antifúngico    

 

Los extractos de hojas de olivo han sido utilizados desde la antigüedad para combatir patologías asociadas a microorganismos. Se ha descubierto actividad antimicrobiana de la hoja de olivo para evitar infecciones en los sistemas respiratorio, intestinal, genital y para fortalecer el sistema inmune, frente a microorganismos como escherichia coli, candida albicans, clostridium perfringens, streptococcus mutans, staphylococcus aureus, salmonella enterica, yersinia sp., shigella sonnei y helicobacter pylori.

 

El ácido elenóico que se encuentra en la hoja de olivo es eficaz ante muchos virus, esta sustancia interactúa con la proteína de la cubierta del virus interfiriendo con los procesos de producción de aminoácidos necesarios para la vitalidad del virus. Los polifenoles, oleuropeína e hidroitirosol han demostrado eficiencia antimicrobiana frente a bacterias gram-negativas, gram-positivas y levaduras. Su mecanismo de acción se lleva acabo inactivando las enzimas necesarias para la replicación bacteriana o atacando directamente la membrana.

PHOTO-2019-09-09-14-50-50.jpg

Efecto anticancerígeno

 

La oleuropeína se describe como un inhibidor de la proliferación endotelial. Se ha demostrado que la oleuropeína activa un factor implicado en la inducción de la apoptosis (muerte celular) y control de angiogénesis, mediante la represión un activador de la transcripción génica encargado de estimular la angiogénesis en procesos cancerosos (Cárdeno y cols., 2013).

 

En diversos estudios de comprueba que la oleuropeína es capaz de inhibir el crecimiento celular inducido por 17-β-estradiol en la línea celular de cáncer de mama MCF-7, mediante la inactivación de la vía de las proteínas cinasas reguladoras de señales extracelulares (Sirianni y cols., 2010).

 

También se demostraró que la oleuropeína puede inducir la apoptosis de células tumorales mediante la inhibición de fosfatidilinositol3-cinasa (PI3K)/Akt, una vía de señalización celular implicada en la supervivencia y crecimiento celular sobre activada en células cancerígenas prostáticas. Acquaviva y cols. (2012)

 

Hamdi y Castellón se refieren a la oleuropeína como una nueva clase de compuestos anticancerígenos, que se dirigen a múltiples pasos en la progresión del cáncer: Como antioxidante, puede proteger a las células de incurrir en daños genéticos que conducen a la oncogénesis. Como agente antiangiogénico puede prevenir la progresión tumoral. Finalmente, al inhibir directamente las células cancerosas, puede conducir a la regresión del tumor.

Efecto Hipoglucemiante

 

El mantener la homeostasis de la glucosa en sangre es realmente importante para prevenir alteraciones en el organismo. Los polifenoles ejercen un efecto hipoglucemiante, similar al de la insulina. Estos compuestos cumplen con en este mantenimiento por medio de distintos mecanismos: inhibe la digestión de carbohidratos y la absorción de la glucosa en el intestino, estimula la secreción de insulina por las células B-pancreáticas, modula la liberación de glucosa por el hígado, activa los receptores de insulina y la liberación de glucosa en tejidos insulinodependientes. (Lancon, Michaille, & Latruffe, 2013). 

 

Se ha publicado un estudio clínico donde se demuestra que la administración diaria del extracto polifenólico de la hoja de olivo en hombres de mediana edad con sobrepeso, mejora la sensibilidad a insulina y produce un aumento de la actividad secretora de las células β-pancreáticas (De Bock y cols., 2013).

 

Efecto Antiinflamatorio

 

Estudios han demostrado el efecto antiinflamatorio de la oleuropeína por la actividad de la lipoxigenasa, la producción de leucotrieno B4, inhibiendo la biosíntesis de citoquinas proinflamatorioas o modulando los parámetros inflamatorios.

En un estudio por Ryu y cols (2015) demostraron que al tratar macrófagos con oleuropeína se reducía la activación de vías de señalización implicadas en respuestas pro inflamatorias.

 

Mutuo et al. (2015) en un estudio comprobaron que al exponer a determinadas células a la acción inflamatoria, la fracción fenólica estudiada disminuía la actividad de la interleucina 8 y modulaba la respuesta inflamatoria aguda de las células epiteliales intestinales.

 

Visioli et al. (1998) demostraron que la oleuropeína aumenta la producción de óxido nítrico (NO) lo cual beneficia al endotelio vascular incrementando la capacidad antiinflamatoria, por medio de la inhibición de la actividad de TNFα.

PHOTO-2019-09-09-14-50-51_1.jpg
bottom of page